Adaptación web móvil

17 octubre, 2016 / By

Adaptarse o morir

España encabeza la lista de países europeos con mayor número de usuarios de smartphones, con más de 23 millones. Dada esta demanda, se hace indispensable tanto para empresas como instituciones tener su web adaptada a estos nuevos dispositivos.

El tamaño de una pantalla y su resolución es muy diferente para un ordenador que para una tablet o un teléfono. La navegación con un dispositivo u otro cambia por completo, por ello una web debe poder adaptarse a todos los formatos actuales. Se llama diseño web responsive a aquel que es capaz de adaptarse a cada uno de esos formatos de pantalla. Si se realiza una visita a una web con diseño responsive desde un portátil, mostrará el contenido de una forma diferente que cuando se vea desde un teléfono, en el que los tamaños de letra y los botones destacarán para facilitar la lectura del texto así como la navegación a través de la web.

Además, hay que tener en cuenta que un diseño web responsive beneficia directamente el posicionamiento de nuestra página en Google, ya que su algoritmo da prioridad a aquellas webs que sí están adaptadas a móviles y penaliza, restándole puestos, a las que no lo están.

Con todo ello, instituciones y empresas deben tener todo el rato presente el concepto de movilidad, facilitando a los usuarios el acceso a sus servicios o productos, ofreciéndoles una forma de contacto multiplataforma, para que ese acceso sea realizado desde dónde desee y en el momento que lo necesite.